Ventajas

1. Reduce la movilidad postoperatoria.
2. Pequeñas incisiones, mejor recoperación.
3. Menor respuesta inflamatoria.
4. Mejoría del diagnóstico clínico.
5. Ausencia de efectos secundarios.
6. Reducción del costo hospitalario
7. Reducción del porcentaje de complicaciones.
8. Mejoría en la evaluación y seguimiento de los pacientes.
9. Posibilidad de realizar procedimientos quirúrgicos que son difíciles o imposibles a través de una cirugía abierta.